"Nuestro blog gastronómico"

En Gerena: La Laguna

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×

 

Con este post publicamos el último, de una atractiva ruta gastronómica por la provincia de Sevilla. El primer destino que elegimos fue Tocina, después pasamos por San José de la Rinconada, y los encantos de Carmona no los íbamos a dejar olvidados.

Esta vez hemos elegido el Restaurante La Laguna, restaurante y tapería, localizado en Gerena, en la calle La Laguna número 5. Con más de 15 años de experiencia en sus cocinas, su gerente es una mujer, que tuvimos la suerte de conocer previamente en una feria para mujeres emprendedoras. La Laguna se caracteriza por ser una cocina creativa, con ingredientes muy naturales y siempre en constante evolución.

Restaurante La Laguna

En Gerena, el Restaurante y Tapería La Laguna, en la calle La Laguna número 5.

 

Para empezar, quisimos probar uno de los entrantes para compartir: Frito La Laguna. Pimientos verdes, rojos, cebollas y gambas fritas, previamente rebozadas, con el sabor auténtico de las verduras y el toque inigualable del aceite de oliva.

Restaurante La Laguna

Para empezar, probamos el entrante Frito La Laguna.

 

Cuando tomamos verduras fritas, descubrimos una forma muy apetitosa de comer verduras. En el Restaurante La Laguna, este plato fue uno de los que más nos sorprendió. Bien, porque cuando llegamos el salón nos encantó, y ya nos sentábamos en la mesa con ganas de descubrir, o bien porque el sabor de las verduras era pleno, y estaban muy crujientes. Además, la cantidad nos pareció más que suficiente para compartir entre dos, por lo que también hubiera sido muy satisfactoria para cuatro.

Restaurante La Laguna 

Crujientes pimientos rojos, verdes, cebollas y gamabas.

Restaurante La Laguna

El sabor de las verduras crujientes era pleno y natural, con algunos toques de sabor al aceite de oliva.

 

Otro plato que decidimos compartir fue un revuelto. En el Restaurante La Laguna tienen cuatro revueltos que puedes probar, y te aseguramos que la decisión será algo muy difícil. Las combinaciones son atrevidas y variadas, y los sabores completamente sorprendentes. Nuestra elección fue el Revuelto Campero.

Restaurante La Laguna

Revuelto Campero, con champiñones, espárragos, jamón, gambas y huevo.

 

Este revuelto está preparado con champiñones, espárragos, jamón, gambas y huevo. El sabor de los champiñones es neutro, delicado, y a veces se puede parecer al sabor de las nueces. Por esto, los champiñones combinan muy bien con los espárragos, ya que estos tienen un sabor más fuerte e intenso y son muy carnosos. El jamón y las gambas dan el toque de distinción al plato.

Restaurante La Laguna  

En el Restaurante La Laguna tienen unos revueltos con combinaciones de ingredientes de lo más atrevidas y sabrosas, y todos muy naturales.

 

El jamón aporta un sabor ibérico, saladito y penetrante, es un lujo gastronómico. Y los mariscos evocan a los sabores más costeros, y añaden mucho color. Combinar hongos y verduras con estos ingredientes nos pareció muy delicioso. También, el huevo es perfecto para fusionar sabores y aderezar platos, creando la amalgama perfecta.

Restaurante La Laguna  

El Revuelto Campero mezcla champiñones con verduras y el destacado sabor de las gambas y el jamón; todo fundido con el huevo.

 

Todos estos platos los acompañamos con una cerveza súper refrescante. En el Restaurante La Laguna tienen unas jarritas, que cuando se llenan de cerveza, esta empieza a cristalizarse, sin llegar a congelarse, consiguiendo un punto muy agradable.

Restaurante La Laguna

La cerveza la puedes tomar en unas jarritas, que al servirla, aquella se cristaliza, sin llegar a congelarse, y volviéndose muy refrescante.

 

Para comer, pedimos dos platos para compartir, como siempre intentamos hacer. Elegimos Solomillo de atún con cebolla caramelizada al Pedro Ximénez y Medallones de pollo rellenos de bacón, queso y jamón, sobre salsa de queso.

Restaurante La Laguna 

Solomillo de atún con cebolla caramelizada al Pedro Ximénez, y al fondo Medallones de pollo rellenos de bacón, queso y jamón, sobre salsa de queso.

 

El atún es un pescado, que podríamos decir que se deja querer, porque está delicioso con todo aquello que lo combines, y de cualquier forma que lo cocines. Además, el atún tiene un sabor, un olor y una textura únicos, y combinado con un gustoso Pedro Ximénez, se convierte en una conspiración muy exitosa.

Restaurante La Laguna 

El atún es un pescado admirable, porque con cualquier acompañamiento está delicioso.

 

En La Laguna, el atún estaba bien cocinado, pero aún así no perdía su jugosidad. Para acompañarlo, podías decidir con qué hacerlo, y nuestra elección fue muy acertada. Las verduras a la plancha, bien condimentadas y con la sal en escamas, eran perfectas para el sabor agridulce que ya tenía el atún, junto a la cebolla caramelizada con Pedro Ximénez.

Restaurante La Laguna

Las cebollas caramelizadas con Pedro Ximénez le regalaban un gusto agridulce al atún y lo mantenían muy jugoso.

 

El otro plato que pedimos fueron los Medallones de pollo. El pollo es una carne con un sabor suave, y en La Laguna, el punto de cocción era el idóneo. Jugoso, tierno, y muy común en todas las cocinas del mundo; pero comerlo enrollado y combinado con fiambres y quesos, no es lo más frecuente.

Restaurante La Laguna 

Medallones de pollo rellenos de fiambres y queso, sobre una salsa de queso viejo, acompañado de puré de patatas con cebolla caramelizada.

 

Estos Medallones de pollo estaban deliciosos, la combinación con el bacón y el jamón potenciaba su sabor, y la salsa de queso sobre la que reposaba, le daba un gusto más penetrante aún. El puré de patata con la cebolla crujiente no pasa desapercibido. Los medallones con su sabor tan especial, junto a la salsa de queso y el puré de patatas, era una mezcla muy suave, pero con palpitantes pinceladas de sabores fuertes, como el queso, el jamón, el bacón o la cebolla crujiente.

Restaurante La Laguna

El bacón y el jamón potencian el sabor suave del pollo.

Restaurante La Laguna

La salsa de queso viejo era uno de los sabores más impactantes del plato, y que contrastaba con todos los demás, como la fineza del puré de patatas y la cebolla crujiente.

 

Y por último, cuando nos sentamos en la mesa y abrimos la carta, ya sabíamos que íbamos a tomar postre. Porque dentro de la carta, la primera página era de sugerencias, y aquella nos encantó. El postre que pedimos fue Sopa de Chocolate Blanco con Helado de Fresa.

Restaurante La Laguna

El postre que elegimos fue Sopa de Chocolate Blanco con Helado de Fresa.

 

Después de comer en tantos rincones tan cuidados y delicados, ya empezamos a creer que los postres son el punto de máxima creatividad y pasión de un bar o restaurante. Una vez más, en La Laguna el postre estaba lleno de belleza, exquisitez, elegancia, y refinamiento.

Esta sopa era virtuosa cremosidad, llena del auténtico y verdadero sabor a chocolate blanco. Las hojitas de menta en la boca, junto a la sopa y el helado de fresa, hacían del bocado todo un capricho lleno de placer. Lo que la decoraba era chocolate negro en polvo, que en pequeña cantidad, graduaba con pura delicadeza el sabor de la sopa.

Restaurante La Laguna 

La Sopa tenía el auténtico y verdadero sabor al chocolate blanco, y la mezcla con los demás ingredientes le confería un sabor muy delicado.

 

A destacar: el Restaurante La Laguna es un lugar muy amplio, así que con niños o en pareja te sentirás muy cómodo. La atención es súper personalizada, se preocupan por ti y te cuidan como en casa. Actualmente, están trabajando en la elaboración e investigación de comida especial para celíacos y alérgicos a la lactosa. Los primeros, ya pueden probar allí algunas de sus especialidades. Además, y muy sorprendente, es el doble premio que recibieron este verano en la Feria de la Tapa de Gerena, donde ganaron el primero y segundo galardón a las mejores tapas de la localidad. La tapería que tienen es puro lujo gastronómico: dedicación, ingredientes naturales, y mucha creatividad. Y para terminar, sus paredes te dejarán alucinado, ya que tienen exposiciones de pintura que van cambiando. Estas son de Sergio Cruz, espectaculares.

Restaurante La Laguna 

El Restaurante La Laguna es un rincón vivo, porque además de la deliciosa gastronomía que podrás probar, exponen pinturas espectaculares en sus paredes. Estas del pintor sevillano Sergio Cruz.

 

El placer de combinar arte y deliciosa gastronomía, ¿conoces restaurantes donde encontrar algo así?

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *